10.08.21

Encuentro de referentes familiares entre juego y reflexión

Por primera vez en el año, con gran alegría nos volvimos a encontrar en reunión de referentes familiares del Club de Niños. Compartimos lo construido en estos meses con los chiquilines, cómo estamos trabajando e intercambiamos sobre los temas que más preocupan a las familias. 

En Providencia las familias de los chiquilines participan activamente, se involucran y son actores fundamentales de la educación de sus hijos. Estas instancias se dan como parte de un diálogo constante en el que construimos juntos.

La propuesta central del encuentro fue compartir con los referentes familiares de cada clase, a través de una dinámica de juego, cómo se está sintiendo cada uno en momentos de pandemia. Lucía Durand, maestra de 5to y 6to año, nos contó que el objetivo fue “dar la oportunidad de expresar como adultos lo que tuvieron que atravesar en este tiempo, cómo se sintieron, cómo lo vivieron, qué dificultades pero también qué fortalezas encontraron”. Y agregó, “La reunión tuvo como objetivo hacer un pienso de este primer semestre de trabajo y proyectarnos para lo que viene”.

A partir de la actividad se hizo un paralelismo entre una bombita de agua, su fragilidad y cómo puede volverse fuerte con lo que la rodea y la sostiene, y las situaciones de fragilidad y vulnerabilidad en la que podemos vernos desbordados y los apoyos que tenemos. En ese sentido, Lucía señaló, “entender cómo los apoyos, el trabajo en equipo, el sostén de los demás, nos hizo más fuertes para atravesar este primer semestre y prepararnos para lo que sigue”.

Las familias se sorprendieron por esta propuesta, la vivieron con mucho entusiasmo, agradecimiento y reflexión. María, mamá de Ezequiel y Francisco del Club de Niños y Lucas del liceo, nos contó, “La dinámica estuvo buena. Al principio no entendíamos la dinámica de qué era. Fuimos a una reunión y terminas jugando.” Acerca de la intención de la actividad remarcó, “Lo frágil que somos, ¿no?, tanto los chicos como los adultos, y la contención que hemos tenido. Entonces ellos (educadores de Providencia) te ponen ese “stop” y te dicen precisas apoyo, lo tenes, estamos”. Y agregó, “La verdad que fue una experiencia lindísima. Me pareció super útil para mi y para los chicos”.

También conversamos con Virginia, mamá de Luciana del Club de Niños, que nos contó que le gustó mucho el encuentro. “Me encantó porque también es una manera de apoyar a tu hijo. Aparte conocimos a otros padres y eso está muy bueno. Me gustó mucho la dinámica y al papá también”, expresó. Aprovechó para contarnos acerca de los cambios positivos que ha tenido Luciana desde que ingresó al Club de Niños este año y resaltó, “Me siento re agradecida con todos”.

Fue un espacio muy rico de intercambio para conocerse más, fortalecer el vínculo y escucharse. “Las familias tienen cosas super valiosas para compartirnos, que a nosotros nos permite hacernos una idea general y entender muchas cosas”, señaló Lucía.

Seguimos caminando, acompañándonos y creciendo junto a las familias y los chiquilines en un vínculo de ida y vuelta, con espacio para dialogar y compartir alegrías y dificultades.

Compartir en: