9.12.20

Ampliando redes para favorecer los procesos de aprendizaje

Actualmente Providencia cuenta con cuatro convenios con la Universidad Católica del Uruguay (UCU). Se trata de un acuerdo institucional que genera un gran beneficio al fortalecer los procesos de aprendizaje de los chiquilines, con muy buenos resultados valorados por los educadores y practicantes de la UCU.

De estos convenios se ven beneficiados 15 niños y niñas del Club de Niños y cinco adolescentes de 1er año de Liceo. El Club de Niños trabajó este año con el Postgrado de Piscología Clínica, con el Postgrado de Dificultades del Aprendizaje, con la Licenciatura en Fonoaudiología y con la Licenciatura en Psicopedagogía. El Liceo trabajó puntualmente con practicantes del Postgrado de Dificultades del Aprendizaje.

La intervención de las estudiantes del Postgrado de Dificultades del Aprendizaje constó de 10 encuentros los días sábado, tanto con niñas y niños del Club de Niños, como con los chiquilines del Liceo. El primer encuentro se realizó con las familias, en donde las estudiantes tuvieron una entrevista con las familias y con el estudiante para poder realizar una evaluación general. Luego las practicantes de la UCU planificaron su intervención de ocho encuentros y el último encuentro se realizó nuevamente con las familias a modo de cierre y evaluación del proceso.

 “A partir de la evaluación que hace el maestro en la escuela y a partir de la evaluación que hacemos nosotros acá, junto con el docente de aula de Providencia, vemos quien necesita esta intervención”, señaló Leticia Dubcovsky, coordinadora del Club de Niños, respecto a la derivación de los niños.

Ianara Rodríguez es estudiante del Postgrado de Dificultades del Aprendizaje de la UCU y, junto a sus compañeros, trabajó con Mateo que asiste al Club de Niños. Su grupo de trabajo se trazó objetivos específicos en Lengua, Matemáticas y también en aspectos emocionales, para comenzar la intervención. Ianara destacó la apertura de Providencia, el vínculo con las familias y el gran compromiso de Mateo y su familia. “Desde el primer momento él se mostró muy receptivo, tanto él como la familia. Se mostró una disposición impresionante”, señaló.

Desde Providencia se abren las puertas a las estudiantes y se les facilita el material necesario para que puedan trabajar con comodidad cada sábado con los chiquilines. “Se da un acompañamiento hacia las estudiantes muy fuerte. Es una experiencia que ha traído buenos resultados”, dijo Leticia. Por otra parte, los chiquilines “valoran mucho lo vincular, lo lúdico y lo divertido de la experiencia”, resaltó Leticia.

Los resultados son muy favorables para los chiquilines, notorios en el aula y también en lo referente a la capacidad de organizarse en el estudio. “Los ayudan a organizarse, a generar estrategias de estudio personal, a identificar cuáles son sus fortalezas, cuáles sus áreas de mejora y cómo basarse en sus fortalezas para aprender mejor”, señaló Agustina Berchesi, subdirectora del Liceo Providencia. En el Liceo los chiquilines se derivan a este espacio a partir de los diagnósticos que se realizan en diciembre y febrero, tanto en Matemáticas como en Idioma Español. Se tienen en cuenta factores organizativos a la hora de sentarse a estudiar y se valora el compromiso de las familias para poder acompañar el proceso de los chiquilines.

Uno de los resultados más visibles es que los chiquilines se sienten más confiados, “varios profesores observan que los chiquilines se han animado a participar más en la clase, que se les nota más organizados y autónomos en el trabajo, también con más apropiación de los espacios de clase”, agregó Agustina.

Varios chiquilines del Liceo han expresado que se sienten más confiados a la hora de leer en clase o de organizarse para los escritos.

El poder dar y recibir de ellos fue muy enriquecedor para nosotras”, subrayó Ianara, y agregó que para ella fue muy importante esta instancia para poder aplicar y volcar sus conocimientos teóricos a un caso concreto.

Desde Providencia confiamos en las alianzas y la unión de los esfuerzos de cada actor social para seguir construyendo oportunidades educativas, mejorando los aprendizajes e impactando en la trayectoria educativa de los chiquilines. 

Compartir en: