27.04.18

Concurso MiniChef

Uno de los talleres más valorados por los chiquilines es el taller de Cocina, que durante el  Plan de Verano tuvo su propia versión de MiniChef. “El Concurso de MiniChef surgió como inquietud de la asamblea general de niños en el año 2017, en la que  los chiquilines plantearon que querían un nuevo torneo vinculado a la cocina” comenta Diego Urtiaga, educador del Club de Niños.

Entonces,  dado el éxito que había tenido el programa televisivo MasterChef, surgió la idea de replicar este concurso adaptado a los chiquilines y a la dinámica del Club de Niños.

El taller funcionó semanalmente durante todo el Plan de Verano, con todos los inscriptos se hicieron grupos al azar, resultando grupos con chiquilines de todas las edades que trabajaron de forma colaborativa. “En el taller no solo cocinabamos, también aprendimos sobre higiene, sobre cómo presentar los platos, estudiamos algunos ingredientes y algunas técnicas.” comenta Diego. Cada martes los chiquilines aprendieron una receta nueva, divertida y fácil de replicar en sus casas: licuados,  cupcake de chocolate muy rico que se cocinaba en el microondas, una exquisita ensalada primavera con pasta, fueron algunas de las recetas elaboradas.

En el taller había un tiempo para la higiene y lavado de manos, otro momento para estudiar la receta, para pensar la presentación, para dividir las tareas y para “realizar las compras”. “Disponíamos un lugar con ingredientes y utensilios. Un delegado de cada grupo tenía un minuto y medio para ir a recolectar lo que iban a precisar para cocinar”

La última semana se realizó el Concurso final, para el mismo se invitó a las familias y un gran jurado evaluó los platos y el trabajo del equipo. El jurado estaba conformado por Antonio, tallerista de cocina, Adriana, gran cocinera del Club de Niños y nuestra invitada especial Carmen, coordinadora de la UTU de gastronomía.

“El concurso fue muy disfrutado por los chiquilines y muy positivo, los chiquilines esperaban con ganas que llegara el día para participar del taller. Y durante el proceso han venido varios padres a comentarnos o mostrarnos fotos de sus hijos cocinando en familia las recetas que fueron aprendiendo en Providencia” comenta Diego.

Compartir en: