10.09.19

Acompañar la trayectoria educativa: una mirada desde el territorio

Durante el mes de agosto el Centro Educativo Providencia participó de cuatro jornadas organizadas por la Dirección de políticas sociales del Ministerio de Desarrollo Social (MIDES), junto con la Administración Nacional de Educación Pública (ANEP) y el Instituto del Niño y Adolescente del Uruguay (INAU). Estas instancias tienen el objetivo de desarrollar un proyecto piloto para pensar la protección de las trayectorias educativas por territorio. “Cambiar el foco de trabajo, cambiar la mirada y pensar en clave de territorio cómo las diferentes instituciones y equipos técnicos, dependientes de MIDES-ANEP e INAU, pueden acompañar mejor las trayectorias educativas de los chiquilines si se articulan y se piensan como un equipo”, explica Laura Voituret, coordinadora de Desarrollo de Institucional del Centro Educativo Providencia. Es una alegría que nos hayan convocado para estar en esa mesa sentados y pensando. En Providencia venimos desarrollando diferentes estrategias e instancias para pensar en conjunto con las instituciones educativas y los equipos de proximidad que están trabajando en el territorio. Creo que esta actividad, sentarnos en la misma mesa, conocernos, trabajar y pensar junto con otros ya refuerza los vínculos, les permite a todos conocer quién está del otro lado, qué piensa, cuáles son los puntos de encuentro con otras instituciones, cómo reflexionar y construir en conjunto. Y creemos que es muy valioso que las autoridades estén proponiendo estas instancias”, reflexiona Laura.

             Representantes de las instituciones educativas de Casabó y Cerro Norte: inspectores, directoras de escuelas públicas, liceos, UTU, docentes; supervisoras de INAU, referentes de clubes de niños, centros juveniles, CAIFs; miembros de los equipos territoriales de MIDES: de SOCAT, ETAF, UCC, entre otros  autoridades, fueron convocados para este proyecto. El primer encuentro fue introductorio, las autoridades de MIDES, INAU y ANEP explicaron el acuerdo realizado para llevar adelante  este proyecto y la intención de acompañar y dar lugar a este proceso de diálogo y construcción desde un pienso en el territorio. En los otros tres encuentros los representantes de las instituciones se agruparon por tramo etario de la población con la que trabajan: primera infancia, niñez y adolescencia, y “había una propuesta de trabajo para ir guiando la reflexión y la discusión, y después se hacía un plenario, se compartían las reflexiones y se abría la discusión a los aportes de otros”, explica Laura.

Esta iniciativa “requiere que las instituciones realmente se piensen articuladas, planifiquen en conjunto, discutan las problemáticas del territorio y piensen en cómo acompañar a cada chiquilín y cómo complementarse”, afirma Laura. Ser parte de esta discusión, es una oportunidad muy importante para el Centro Educativo Providencia, “hay un valor muy grande en poder nosotros empujar y sumar en la construcción de este pienso en conjunto con otras instituciones”, explica Laura. El Centro Educativo Providencia tiene experiencia y un camino recorrido en la articulación con actores de la zona, “Providencia hoy ya trabaja con la lógica y la intención de acompañar la trayectoria educativa, de tener un anclaje territorial, de pensar en conjunto con las familias, con los vecinos, y con otras instituciones. Creo que uno de los aportes grandes que hacemos es la experiencia, el camino ya transitado de articulación con las escuelas, de trabajo en conjunto, de pienso en conjunto, para acompañar la trayectoria educativa de chiquilines concretos. Nuestros aprendizajes y las reflexiones que hemos ido generando con otros se pueden compartir para que lo puedan aplicar otros”

Estos encuentros son ejemplo de “una instancia bien concreta de trabajo realmente articulado y en red. Sentarnos en la mesa con todos y pensarlo en conjunto, y no uno a uno, es ir un paso más allá en esta construcción de lo territorial y de lo comunitario”.  Al finalizar estas instancias se concluyó que es importante dar prioridad al espacio de encuentro, concretamente, se propuso: asegurar algunos espacios de coordinación para el año 2020,  sumar a los agentes de salud que están trabajando en la zona, y generar un calendario compartido para fortalecer acciones para trabajar en convivencia y complementar las diferentes iniciativas de las instituciones. Fundamentalmente, quedó claro “el compromiso de todos a abrir las puertas y ser más permeables y flexibles. Hay un desafío grande, pero ya hoy se generó un cambio en encontrarnos, conocernos y estar todos en la misma página; construimos una idea común”, explica Laura. 

  Es una iniciativa que nos compromete y queremos motivar, nuestro aporte es “creer en que este es el camino, en que construir con otros es el camino”. Para nosotros es sumamente valioso tener la oportunidad de participar de esta construcción en conjunto, porquees parte de nuestra identidad, encontrarnos con el otro, transformarnos con el otro, salir al encuentro y construir en conjunto con el otro es parte de la identidad de Providencia, es parte de lo que somos y lo que hacemos desde el día cero”, concluye Laura. 

Compartir en: