16.05.18

Espacios Educativos de Puertas Abiertas

Durante una semana el Club de Niños abrió sus puertas a las familias para que puedan vivir, disfrutar y compartir todas las actividades que realizan los chiquilines.

El Club de Niños organizó una semana de puertas abiertas para que todas las familias puedan vivir cada espacio educativo y momento del Centro. “No sólo se invita a las familias a que participen en algún taller o de algún momento en concreto, este año las puertas se abrieron para que puedan venir a disfrutar toda la tarde y elegir las actividades o espacios en los que quieran participar” comenta Lucía Ferrés, tallerista de Teatro.  Las familias podían elegir venir un rato, toda la tarde, algún día o la semana entera.

Este año más de la mitad de las familias vinieron a compartir la tarde. “Teniendo en cuenta que es un horario complicado, estamos muy contentos con la participación. Muchas familias hicieron un gran esfuerzo para estar al menos una tarde, o un momento de la misma.”

En el taller de teatro las familias participaron activamente. “La idea general es no cambiar la planificación, sino que las familias se sumen a lo que hacemos” comenta Lucía. “Algunos adultos se entusiasmaban más en actuar, otros participaban del público, todas aportaron desde algún lado.”

Desde Providencia entendemos que esta actividad es sumamente positiva ya que las familias pueden conocer y vivir las diversas actividades que realizan sus hijos, y pueden compartir con ellos una instancia distinta que favorece el vínculo entre padres e hijos y también el vínculo entre los referentes familiares de todos los niños del Centro.

“Lo más lindo es ver a los chiquilines disfrutar de sus espacios junto a sus familias, en ocasiones los chiquilines enseñan algunos aspectos a sus familias. En el taller de arte, por ejemplo, algunos niños explicaban a sus padres cómo usar el pincel, en teatro enseñaban a los adultos el tema de no dar la espalda al público.”, comenta Lucía.

Esta experiencia además nos acerca a las familias, nos “ayuda a conocernos un poco mejor mutuamente, sobretodo con las familias nuevas que están iniciando camino en Provi.”, y vuelve a los chiquilines más protagonistas del Centro Educativo, ya que ellos preparan la semana, dan la bienvenida y reciben a sus familias en sus espacios.

Una linda oportunidad para favorecer espacios de encuentro positivos entre padres e hijos, donde los adultos comparten y disfrutan de los intereses de los niños.

Compartir en: