20.02.18

Plan de Verano

Luego de una pequeña pausa, a fines de enero comenzó nuevamente el movimiento en Providencia y la casa se llenó de vida.

Los 4 programas educativos de Providencia (Club de Niños, Liceo, Centro Juvenil y el Programa de formación para el trabajo) realizan una pausa las primeras semanas de enero, para luego retomar con todas las energías y con una propuesta adaptada al verano.

Es así que el Club de Niños retomó sus actividades el 25 de enero con un divertido “Plan de Verano”. “Tenemos una propuesta completamente renovada para el verano” comenta Lucía Ferrés, tallerista del Club de Niños. “Contamos con un montón de talleres alternativos a los del año para que los chiquilines puedan elegir. Por ejemplo el taller de murales en el que están haciendo un precioso dibujo con tapitas de plástico que fuimos juntando con todas las clases durante el año pasado. ¡Una linda manera de reutilizar!” También se suman el taller de laboratorio digital, yoga, zumba, MiniChef, y otros más deportivos o recreativos como por ejemplo ping-pong, fútbol, tenis, patín, tejo y escondidos. En total son 21 los talleres opcionales que pueden elegir los chiquilines.

La propuesta recreativa se complementa con 2 días de playa. Lautaro está en 3ero y la playa es de las actividades que más disfruta. “cuando llegamos a la playa el guardavida nos dice donde nos podemos bañar y nos dice el color de la bandera. Lo que más me gusta es la <excursión al agua>”

El Plan de Verano del Club de Niños se complementa con los “Miércoles locos”. En este día la actividad es sorpresa. Puede ser un gran juego, una guerra de agua o alguna otra  actividad organizada por el equipo de educadores para todos los chiquilines.  

El objetivo es hacer una propuesta distinta y potente en la cual los niños puedan vivir experiencias recreativas de grupo y de esta manera trabajar sobre habilidades socio-emocionales, fomentar el sano disfrute y trabajar para fortalecer el compañerismo, el trabajo colaborativo y la convivencia.

Por otra parte el Liceo estuvo, durante todo el mes, ayudando a los adolescentes a preparar los exámenes de febrero. Los docentes y referentes acompañaron a los chiquilines muy de cerca para que pudieran rendir de la mejor manera. Desde el 19 de Febrero las clases comenzaron con su ritmo habitual.

De la misma manera el Centro Juvenil también estuvo ayudando a estudiar para los exámenes de los jóvenes y dedicaron unos días para disfrutar de su campamento en La Floresta “Este es nuestro broche de oro de todo lo compartido en el 2017, es muy sano darnos un momento para celebrar y agradecer como grupo por todo lo vivido.” comenta Juan Pablo coordinador del Centro Juvenil.

¡Con muchos sueños y energías renovadas comenzamos un 2018 repleto de actividades!

Compartir en: