24.09.18

Tenemos varios “hogares”

Los educadores de Providencia dedicaron una jornada para salir de la rutina y reflexionar sobre su hogar y sobre nuestro centro educativo como “hogar” para muchos.

En el año tenemos diferentes jornadas destinadas al equipo, algunas con un enfoque formativo, otras que buscan fortalecer los vínculos internos y otras que buscan ser un espacio de reflexión más personal. Para este último caso, tenemos dos jornadas anuales, de participación voluntaria en las que se abre un espacio para que los educadores puedan profundizar en reflexiones personales.  “Ambas buscan rascar en la espiritualidad de cada uno” explica Leo Burone, sacerdote capellán de Providencia. La jornada que acabamos de vivir se llama Hora Puente y está pensada para trabajar desde la perspectiva espiritual pero con un marco más amplio. “Por lo tanto puede participar y sentirse cómodo cualquier persona. Sabiendo que, desde la inspiración, la propuesta toca sin dudas aspectos de la identidad cristiana”.

Para organizar estas jornadas buscamos temas que tengan que ver con lo que se vive en la comunidad educativa de Providencia. Este año vinculamos la jornada con la preciosa transformación que está teniendo la capilla. “El tema de esta Hora Puente tuvo que ver con el hogar, con la casa, y en concreto con la capilla como lugar de encuentro de esta gran familia”  comenta Leo.

El lugar donde se celebró la Hora Puente estaba ambientado como si fuese un hogar. “Al llegar, teníamos la estufa prendida y una mesa con el desayuno puesto. Desde el principio estábamos en clima de familia”

Luego del desayuno vino la primer actividad que tenía como objetivo poder conectar con nuestro origen, cada uno fue compartiendo los valores que se vivían en su casa de la infancia, para luego pensar cuáles vivimos en nuestras casas actualmente. Con todo esto cada uno armó su casa con bloques de encastre que luego se utilizó para el cierre de la jornada.

En la tarde, luego del almuerzo, la propuesta fue volcada más en pensar en Providencia como casa. Qué características tenemos que nos hacen familia, como queremos que se vivan en el equipo y en los diferentes programas educativos

Finalizamos la jornada con una celebración de la palabra, armando con todas las casas una pequeña ciudad. “Presentamos a Provi como nuestra casa y que buscamos que la nueva capilla no sea un lugar separado, apartado. Sino que sea un lugar que condense, aglutine todas las experiencias de hogar que se viven en Providencia.” sintetiza el P. Leo Burone.

Compartir en: