8.12.17

Concurso de Cultura

Durante el mes de noviembre se celebró la 3er y última competencia en el Club de Niños. Meses atrás se llevaron a cabo los concursos de deletreo [ver noticia] y la de cálculo [ver noticia], esta vez fue el turno del Concurso de Cultura.

El Club de Niños vivió un mes a pleno estudio. No es para menos, ya que todos los niños querían representar de la mejor manera a su clase en el Concurso de Cultura. Las finales se organizaron el 13 y 14 de noviembre, pero antes hubieron 3 etapas para ir preparándose. En esta edición la competencia era por clase: los alumnos de 1ero competían con los de 2do, los de 3ero con los de 4to y por último los de 5to lo hacían con los de 6to.

La temática de las preguntas fue variada, se trabajaron temas que integran la currícula de cada nivel pero también se agregaron otros temas. “Para formular las preguntas vimos temas relacionados con astronomía, geografía, lógica y muchas de conocimiento en general. Luego iban surgiendo otras preguntas y otros temas a partir del interés de los niños.” comenta Diego Urtiaga, educador del Club de Niños.

En una primer instancia se formularon las preguntas en cada grupo e individualmente se fueron contestando. Las preguntas que no se contestaban correctamente o que no se sabía la respuesta, se investigaba en el grupo para elaborar la respuesta correcta. En la segunda instancia se jugó en parejas y en la 3er etapa la clase se dividió a la mitad para jugar competencia grupal lo más parecido posible a la modalidad de las finales.

Con estas finales se da cierre al ciclo de concursos del Club de Niños. “Estamos muy contentos porque se generó gran entusiasmo en los chiquilines y también de parte de las familias que los acompañaron los fines de semana previos ayudándolos a estudiar y prepararse. Incluso en las finales vinieron muchos familiares y desde las sillas se los veía con ganas de responder o preguntándose entre ellos.”

Por su parte, con los chiquilines, además de los temas curriculares aprendidos hay un aprendizaje que va más allá de la currícula. “Fue muy positivo ver a los chiquilines queriendo participar, se generó un muy buen trabajo en equipo y sentimiento de responsabilidad. La gran mayoría ponía mucho esfuerzo en practicar y estudiar para representar a la clase de la mejor manera”

El año que viene sin duda se repetirán estos concursos e incluso hay ganas de dar un paso más. “Tenemos ganas de buscar la manera de integrar otras disciplinas a los juegos, quizás algo deportivo, o relacionado a los talleres artísticos. Arte, teatro o cocina” nos adelanta Diego.

Compartir en: